ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosAfiliadosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» to the beginning ( todos los alumnos, cualquier casa)
Mar Ene 29, 2013 4:52 pm por LissetLempicka

» ficha de louise
Mar Dic 18, 2012 5:17 pm por LissetLempicka

» Llorando a los Muertos
Mar Dic 18, 2012 12:24 am por LissetLempicka

» Diccionario de Hechizos
Dom Dic 02, 2012 7:46 pm por hadita313

» The Last Hogwarts
Vie Jul 13, 2012 7:25 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Gomen
Vie Jul 13, 2012 5:53 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Ariel Whin
Miér Jun 13, 2012 7:29 pm por LissetLempicka

» Introduccion a Encantamientos I-VII
Lun Jun 11, 2012 11:27 pm por Alexander Mcgonagall

» Hola :D
Dom Jun 10, 2012 11:59 am por ArielWhin


Otoño




Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin





Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin




Comparte | 
 

 Durmiendo... o intentándolo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Elizabeth Lockheart
Slytherin
Slytherin
avatar


Femenino

Mensajes : 336
Fecha de nacimiento : 04/04/1994
Edad : 23
Ubicación : ¿Y a ti qué te importa?...
Cita : Si amenazas a una serpiente te clavará los colmillos sin dudarlo... Da gracias a que yo lo medito un poco más antes de mostrar los míos~


MensajeTema: Durmiendo... o intentándolo   Jue Mar 01, 2012 5:49 pm

Libre
Día 22, mediodía (12:30)

Horrible, ese fue el primer adjetivo que cruzó la mente de la rubia para describir ese día. Su despertar había sido irónicamente bueno... en parte, porque sin duda no era nada normal despertar desnuda y en los brazos de un Dominic que parecía estar durmiendo la mona y que, para colmo, no la soltaba ni a tiros. Pasado eso su día fue de mal en peor, en primer lugar porque tenía sueño y estaba cansada. Es más, no lograba entender cómo le había dado por despertarse y más incomprensible era aún el hecho de haberse levantado, vestido y asistido a clases -donde lo único que hizo fue recibir sermones sobre que no podía dormirse aunque lo hacía igualmente- cuando acurrucada junto a la estufa humana en la que su amante se había convertido era de lo más agradable. En fin, no tenía sentido quejarse ahora y ya se encargó de desquitar su mal humor con un par de discusiones por aquí y un par de peleas por allá hasta que llegó lo que podía calificarse como unos minutos de gloria: la hora de comer.

Cierto era que se había escapado de la última clase a mitad de ésta ignorando deliberadamente a quien fuera el profesor que le hubiera tocado, sinceramente no estaba segura ni de las clases que había tenido ese día. Su mente estaba más ocupada en mantenerse despierta el tiempo suficiente como para encontrar un sitio donde dormir sin que la molestasen, ¿y qué mejor lugar y hora para hacerlo que a veras del Bosque prohibido, junto al Sáuce boxeador durante la hora de la comida? No tenía hambre, sólo sueño y el cuerpo completamente adolorido y no precisamente por las peleas- Me las pagará después... -musitó para sí misma con el ceño ligeramente fruncido y un suave sonrojo en las mejillas pues sabía perfectamente por qué, mejor dicho, por quién estaba así. Dominic había sido brusco, demasiado brusco y cada centímetro de su cuerpo se lo estaba recordando, especialmente la zona de la cadera que se le resentía a cada paso que daba, no lo suficiente como para impedirle luchar y defenderse pero sí lo bastante como para ponerla de mal humor.

Por eso, y por el sueño que cargaba la verdad es que no le importó mucho elegir un sitio donde dormir, le bastaba con que estuviera alejado de la gente y al llegar cerca del sáuce, pero con cautela para no acercarse demasiado la joven se recostó en el césped aprovechando la ladera hacia abajo que daba directamente al bosque para así tener el cuerpo inclinado, como si se hubiera tumbado sobre una hamaca con un agradable aroma a césped recién cortado acompañado de una atmósfera algo húmeda, signo de que quizá pronto llovería, una gran noticia para Elizabeth pues -a diferencia de casi todas las personas- adoraba la lluvia. No le importó la frialdad del ambiente, había tenido tiempo de cambiarse a unas ropas más o menos abrigadas que constaban de una camiseta rojo oscuro ceñida de manga francesa y escote en forma de V, un jersey abrigado de manga larga -llegaba a cubrirle casi toda la mano- con escote de barco y de color rosa pálido que iban acompañados de unos pantalones de mezclilla negros y unas botas altas de porte militar, además de unos guantes más de decoración que guardaban -el derecho al menos- su varita por la cara interna del antebrazo.



Forma de rol
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cygnus Borgia
Slytherin
Slytherin
avatar


Masculino

Mensajes : 28
Fecha de nacimiento : 06/10/1992
Edad : 25
Ubicación : un Territorio lejano y desconocido
Cita : Esto solo puede acabar mal


MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Vie Mar 02, 2012 5:59 pm

Voy caminando para despejar mi mente. No va ni el primer mes
y todos los profesores saben que me duermo en clase; “a veces, solo a veces” trato
de justificarme a mí mismo.



Pero la verdad solo busco un lugar donde poder estar más cómodo;
ya que no conozco a muchos a parte del nombre y el apellido aparte de mi loca
prometida. Y de paso practicar un poco de esgrima o de savate que no puedo seguir
sin ejercitarme como es debido.



Llevo ropa deportiva; shorts un poco ajustados negros con
una franja roja, una camisa de cuello de tortuga sin mangas completamente roja
y unos botines cómodos para la práctica del savate. Además de una mi espada y
una mochila con unas cosas que pensé que me serian útiles para después del
entrenamiento.



Camino sin dirección hasta que doy con una colina que tiene
un gran árbol; sinceramente es muy bonito la escena completa pero identifico al
árbol como el Sauce Boxeador así que decido probar suerte un costado de la colina. Pero me lleve una
sorpresa al ver una rubia acostada en la grama que si no mal recuerdo es de mi
casa. Mi curiosidad me invade, sé que no debería molestarla pero me parece que
no fue a comer.



-Oye estas despierta, no quieres comer algo aunque solo tengo
dulces conmigo-
ofrezco por educación y para
ver si puedo entablar amistad con alguien en este Colegio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 23

MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Vie Mar 02, 2012 9:15 pm

Muy al contrario del calificativo que había utilizado la rubia, él por su parte utilizaría el de increible, no todos los días se despertaba con una bella joven entre sus brazos, a pesar de que lo único que haría cuando ésta comenzó a intentar levantarse fue quejarse porque no se estaba quieta a pesar de que él había intentado detenerla para que no se fuese. Tras haber fracasado en su tarea, simplemente observaría a la rubia mientras ésta comenzaba a vestirse dejando escapar un suspiro decepcionado que bien podría confundirse con un quejido propio de alguien que está durmiento, aunque en realidad fue exteriorizado por lo antes mencionado. ¿Por qué se apresuraba de tal manera en levantarse e irse? ¿Planeaba acaso asistir a clases? No lo sabía, y a decir verdad, tampoco es que importase demasiado, ella ya se había levantado y se había alejado de él y eso era lo único que le importaba en esos instantes.

No tendría la misma iniciativa de la rubia, por el contrario a decir verdad, ya que ni bien ella abandonó la sala de los menesteres, él se daría media vuelta y continuaría durmiendo durante unas dos horas más, sabiendo que aunque se levantase y asistiese a clases terminaría por quedarse dormido en ellas. Tras dormir bastante más de la cuenta -más teniendo en cuenta que por lo general siempre dormía poco a causa de pesadillas y demás.- terminaría por levantarse, tomar sus prendas, colocárselas y disponerse a salir de allí. Dejando que numerosos bostezos escapasen de su boca, avanzó a paso lento y con cara de cansancio en dirección a los baños para darse una rápida ducha y dirigirse hacia su habitación para buscar prendas nuevas, ya que si bien le daba igual lo que pudieran decir de él, tenía una manía de no utilizar dos días seguidos la misma prenda, fuera cual fuese.

Quizás unos diez minutos tardó en darse una rápida ducha para comenzar el día y buscar algo de ropa en su habitación, y si bien, su plan había sido volver a acostarse para continuar durmiendo, el hecho de que sus ojos se encontrasen abiertos como platos no ayudó en lo absoluto a que pudiera hacerlo. Fue por ésto que decidió cambiar de planes, tomó una camiseta manga corta de color negro, una sudadera del mismo color, un pantalón de gimnasia de color gris y unos tenis de color blanco y se los colocó a excepción de la sudadera que decidió llevarla en su mano, dejando escapar un suspiro. No había asistido a clases, si, pero no por eso dejaría de lado su rutina de ejercicios por más que hubiera dormido más de la cuenta, y aprovechando que por su parte, los dolores corporales sólo se encontraban presentes en la parte baja de su espalda debido a los... bastante vigorosos movimientos de su cadera, no había problemas para salir a ejercitarse.

Ya tenía desde hacía años un pequeño circuito por el que solía moverse cada día, junto con ejercicios específicos para cada día de la semana. Cualquiera diría que no se trataba de Dominic si se enteraran de lo estricto que es con su rutina, pero para su fortuna, nadie parecía prestarle atención ya que por lo general, siempre la completaba antes de que los demás siquiera se levantasen. Tras acabar, comenzó a volver en dirección al castillo si prensentar signos de cansancio o sudor, ya que en ningún momento llegó a colocarse la sudadera, sino que la llevaba en el supuesto y muy poco probable caso de que llegase a sentir frío. El tiempo había pasado rápido sin dudas, después de todo ya era la hora del almuerzo y sin darse cuenta había entrenado prácticamente tres veces más de lo que entrenaba por lo general, aunque no era extraño, no podía dejar de pensar en cierta personita.

En su camino de vuelta, se toparía con una escena bastante atípica a decir verdad, la rubia recostada en el cesped al parecer intentando dormir, y a pocos metros de distancia un peliblanco que cual albino roedor se acercaba a una serpiente que en cualquier momento podría morderlo para que dejase de molestarle. Oh, esto se pondrá bueno~ Musitó con una divertida sonrisita en el rostro mientras se acercaba lentamente en dirección a donde los dos actores de la divertida comedia que estaba a punto de comenzar se encontraban. ¿Cuánto tiempo tardaría la rubia en perder la paciencia y por consiguiente comenzar a colmar la paciencia de aquel desdichado muchacho? Esperaba que poco, ciertamente deseaba reirse un buen rato y para su fortuna, Elizabeth solía ser bastante divertida cuando se enojaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elizabeth Lockheart
Slytherin
Slytherin
avatar


Femenino

Mensajes : 336
Fecha de nacimiento : 04/04/1994
Edad : 23
Ubicación : ¿Y a ti qué te importa?...
Cita : Si amenazas a una serpiente te clavará los colmillos sin dudarlo... Da gracias a que yo lo medito un poco más antes de mostrar los míos~


MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Vie Mar 02, 2012 9:42 pm

Elizabeth pronto se arrepentiría de no haber tomado su mp3 junto al resto de cosas que traía encima pues la música a veces incluso la ayudaba a dormir y, sobre todo, le impedía escuchar su alrededor que era precisamente en esos momentos lo que la molestó. Al principio había sido tranquilo, los únicos sonidos perceptibles eran el mecer de las hojas de los árboles del bosque por alguna brisa furtiva y los casi inexistentes movimientos del sáuce boxeador, sonidos curiosamente relajantes pero que fueron cortados por un ruido que era fácil de reconocer: pisadas. La fémina no había llegado a dormirse por lo que no pudo evitar fruncir levemente el ceño al comprobar con su oído que tales pisadas se dirigían hacia ella. No le hizo falta abrir los ojos para comprobar que no conocía al dueño de esos pasos, no teconocía la manera de andar y ciertamente cualquier persona conocida de seguro estaría comiendo o ya habría intentado llamar su atención. Pensó en hacerse la dormida, quién sabe, con un poco de suerte ese alumno -por lo suave de sus pisadas o era un joven o un profesor demasiado delgado- pasaría de largo... No fue así.

Gruñó por lo bajo al escuchar la voz del menor y sin ganas se reincorporó lo suficiente como para quedar sentada, flexionando su pierna derecha para apoyar en su rodilla el codo diestro al tiempo que volteaba ligeramente su rostro a la derecha, es decir, hacia la figura del otro Slytherin al que seguramente conocía de vista pues el albinismo no pasaba desapercibido, menos para alguien que captaba todo detalle de forma ya instintiva- ¿Qué quieres? -cuestionó de forma seca y gélida, dejando notar su casi palpable mal humor. No le gustaba que la interrumpieran mientras hacía algo, y que ese algo fuera intentar conciliar el sueño tras una mañana horrible sólo empeoraba la situación para el otro Slytherin... y la volvía quizá más divertida para el espectador de cuya presencia todavía no se había percatado al tener sus sentidos algo adormilados y centrados en el varón más cercano a ella mientras mantenía su mente ocupada en una pregunta que empezaba a rondarle la cabeza desde hacía un rato: ¿por qué todo estaba cambiando? Tras seis años en Hogwarts sólo había hecho contacto con su hermanastro y Dominic, la gente no se acercaba a ella a menos que buscara pelea y, sin embargo, desde que llegó al castillo el primer día de septiembre varias personas habían empezado a acercársele, entre ellas -irónicamente- la prometida del joven que tenía a su derecha.



Forma de rol
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cygnus Borgia
Slytherin
Slytherin
avatar


Masculino

Mensajes : 28
Fecha de nacimiento : 06/10/1992
Edad : 25
Ubicación : un Territorio lejano y desconocido
Cita : Esto solo puede acabar mal


MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Vie Mar 02, 2012 10:23 pm

Está bien, lo admito muchas veces tengo ideas realmente
idiotas; pero esta le gana a la vez que estaba molestando a Ángel aquel sábado.
Pero lo mejor para mi es seguir mostrándome calmado y amigable con esa joven
dormilona.



-yo solo ver si estabas bien porque el almuerzo fue hace
nada y no te vi-
trato de pensar un poco ya que se nota que hablar con
femeninas no es lo mío
–y te preguntaba si no querías algo de chocolates o un
poco del jugo que traía conmigo-



Como noto que es algo desconfiada y algo enojona cuando
duerme apresuro y agrego
– si quieres, te lo dejo aquí; pero si lo que quieres es
dormir te puedo prestar algo que siempre me ayuda a eso-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 23

MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Mar Mar 06, 2012 1:49 pm

Ciertamente observar como aquel incauto se acercaba a la rubia como si nada y más encima parecía intentar entablar conversación con ella cuando ésta tenía sus ojos cerrados era bastante divertido para el peliplata que les observaba desde una distancia "prudencial", aunque hubiera deseado en realidad encontrarse más cerca con el único objetivo de poder oir como la muchacha gruñia con molestia a causa de las palabras de aquel muchacho. No fue así, no pudo oir algo que le hubiera provocado una suave risilla y no había nada que hacer, por lo que simplemente continuó avanzando hasta quedar a unos siete u ocho metros de donde los dos estudiantes se encontraban en ese momento. ¿Qué debía hacer? ¿Debía intervenir y en cierto modo salvar al estudiante que al parecer había recibido una tajante respuesta de Elizabeth?

De momento se limitó a acercarse un poco más, acortando la distancia unos dos metros más, llegando justo a oir la respuesta del muchacho que había cometido el error de acercarse a una Elizabeth que parecía aún de peor humor que de costumbre. Segundos, quizás un minuto y medio incluso fue lo que el muchacho tardó en decir un sin fin de palabras que seguramente lograrían aumentar el mal humor de Elizabeth, en realidad todo lo que la gente le decía solía aumentar su mal humor así que no sería de extrañar. Como fuera, ni bien el joven terminó de hablar, Dominic no pudo evitar arquear su ceja izquierda mientras una sonrisa de medio labio se dibujó en su rostro, era demasiado, incluso para él y a pesar de que se había propuesto no molestar -demasiado.- a los presentes, un comentario como aquel simplemente logró despertar el deseo de causar molestia a quien fuera.

Decidido a actuar, acortó la distancia hasta llegar a unos tres metros de los presentes y con tono burlón se dirigiría a ellos. Es adicta a los chocolates, pero no te agradecerá, es algo que no está en su vocabulario. Comentó en primera instancia observando a la rubia divertido, la conocía y era una persona que no decía gracias ni aunque le hubieras salvado la vida. Y si lo que te ayuda a dormir es una mantita no te recomendo que se la prestes, la babeará entera y quizás te rompa aquella preciosa posesión tuya. Burlezco en su hablar y en su expresión, la joven al menos podría llegar a responder de manera entretenida para él, ya que era bastante probable que terminase por insultarlo, sin embargo, la reacción del varón continuaba siendo una incógnita para él y es por ello que esperaba con ansias la misma.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elizabeth Lockheart
Slytherin
Slytherin
avatar


Femenino

Mensajes : 336
Fecha de nacimiento : 04/04/1994
Edad : 23
Ubicación : ¿Y a ti qué te importa?...
Cita : Si amenazas a una serpiente te clavará los colmillos sin dudarlo... Da gracias a que yo lo medito un poco más antes de mostrar los míos~


MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   Mar Mar 06, 2012 2:35 pm

- ¿Ahora resulta que me espían? -comentó con tono algo irónico, refiriéndose a los Slytherin en general porque si bien apenas conocía a ese muchacho de vista, le reconocía como miembro de la Casa de las serpientes. No es que desconociera su fama, ella misma se había buscado ser conocida en todo el castillo por variadas cosas, especialmente por su mal humor y violenta personalidad pero ciertamente jamás creyó que los Slytherin, soberbios en su gran mayoría, repararan en su presencia lo suficiente como para saber que no estaba en un lugar con tanta gente. Solía comer apartada o al lado de su hermano pero ignorando siempre a todos los demás, sabe que alguien había reparado en su ausencia era por un lado curioso y por otro molesto.

No dijo mucho más que eso, muy apenas llegó a bostezar mientras escuchaba las siguientes palabras del menor. Prestó cierto interés cuando mencionó el chocolate pero no llegó a responder ni hacer nada pues alguien se le había adelantado, y no precisamente alguien cualquiera. Cuando vio a Dominic plantado delante de ella no pudo evitar gruñir de nuevo pues sabía perfectamente a qué había ido y, como supuso, no tardó en soltar la primera retaíla de palabras que -al igual que todas las que él solía decir- tenía por objetivo molestarla... y la verdad es que lo consiguió aunque estaba lo bastante cansada como para que ni siquiera su rostro mostrara signos de enfado. Tenía sueño, quería dormir eso era más que obvio, pero en vista de los inesperados acompañantes que acababa de obtener estaba claro que no iba a lograr dormir... más que nada porque no se fiaba de lo que el platinado mayor pudiera llegar a hacer mientras ella mantenía la guardia baja.

Soltó un simple bufido, casi divertido cuando el lycan terminó de hablar, pensando si merecía la pena responder los comentarios de su archienemigo o si debía ignorarlos para intentar enojarle con su silencio. Decidió hablar, total, si de todas formas no iba a dormir mejor que mantuviera su mente despierta y entretenida con algo- Mi supuesta adicción al dulce no es asunto tuyo, y no soy la única a la que le falta la palabra "Gracias" en su diccionario -reprochó en primer lugar al varón, dejando un poco de lado al albino menor sólo porque se centraba por ahora en defenderse de las acusaciones de Dominic- Y pulgoso, yo no babeo, al contrario que tú~ -curiosamente el sueño no parecía afectar a su lengua pues su habla seguía siendo aparentemente fluída, rápida e incluso mordaz.



Forma de rol
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Durmiendo... o intentándolo   

Volver arriba Ir abajo
 

Durmiendo... o intentándolo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Durmiendo... ¿En una biblioteca? [Priv. Subaru Sakamaki]
» Razones para que tu gato te quiera
» cual es su pareja favorita de naruto?
» La útlima noche de los reyes
» Decisiones {Peter Parker y Gwen Stacy}
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Profecía Comienza :: Castillo de Hogwarts :: Alrededores :: Sauce boxeador-