ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosAfiliadosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» to the beginning ( todos los alumnos, cualquier casa)
Mar Ene 29, 2013 4:52 pm por LissetLempicka

» ficha de louise
Mar Dic 18, 2012 5:17 pm por LissetLempicka

» Llorando a los Muertos
Mar Dic 18, 2012 12:24 am por LissetLempicka

» Diccionario de Hechizos
Dom Dic 02, 2012 7:46 pm por hadita313

» The Last Hogwarts
Vie Jul 13, 2012 7:25 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Gomen
Vie Jul 13, 2012 5:53 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Ariel Whin
Miér Jun 13, 2012 7:29 pm por LissetLempicka

» Introduccion a Encantamientos I-VII
Lun Jun 11, 2012 11:27 pm por Alexander Mcgonagall

» Hola :D
Dom Jun 10, 2012 11:59 am por ArielWhin


Otoño




Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin





Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin




Comparte | 
 

 Entre rosas y sueños...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Entre rosas y sueños...   Miér Feb 01, 2012 4:55 pm

Libre
Día 4, mañana (11:15)

La mañana había amanecido tranquila, el clima otoñal se abría paso entre los cálidos colores que la naturaleza presentaba y, sin embargo, los jardines de Hogwarts se veían tan hermosos como siempre, con el único cambio de unos verdes suaves típicos del verano a unos rojos, marrones y naranjas propios del tiempo de caída de los árboles de hoja caduca. Muchas de las plantas del lugar comenzaban a desprenderse lentamente de sus hojas, muy al contrario del Sauce boxeador que mudaba todas sus hojas de una única vez, normalmente a principios de estación, un momento para el que todavía quedaban algunos días aún cuando ya comenzara la metamorphosis de la vegetación. Entre todo ese desplante de vida y cambio destacaba una figura cuyos colores contrastaban claramente con los tonos propios del otoño. Las tonalidades azules marinas de su abrigo tipo ruso se veían como un punto negro en una pared blanca, combinando a la perfección con su recogido cabello semi-albino y su pálida piel, aún más gracias al gorro que iba a juego.

Sus botas hacían un curioso sonido similar a un crujido cuando al caminar pisaban sin querer las hojas ya caídas aunque dicho sonido mermó en poco tiempo, más concretamente cuando un aroma familiar llegó a notarse en el aire. Curiosa la figura se acercó a su origen, encontrando unos escondidos rosales que aún mantenían unas hermosas rosas amarillas en su completo esplendor. La joven Valeria había detenido su improvisado paseo matinal por una causa que escapaba a su comprensión, pero de la que no parecía sentirse molesta. Las rosas, su aroma siempre habían logrado adormecerla y, si bien unas pocas sólo le hacían sentir los párpados un poco pesados, un rosal entero unido a una temprana hora -pues serían las ocho y poco de la mañana cuando llegó a los jardines- lograron hacer que la joven tomara asiento apoyando su espalda contra el tronco de un roble cercano y cerrase los ojos, permaneciendo dormida incluso pasadas más de dos horas, como ahora se encontraba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 4:05 pm

Como de costumbre el rubio se encontraba leyendo debajo de uno de los arboles en el jardín del castillo, normalmente nada interrumpía su concentración cuando estaba inmerso en su lectura y aquel día estaba todavía mas tranquilo que nunca. El aire estaba limpio y levemente húmedo, traía puesta su túnica blanco invierno y su bufanda verde enrollada al cuello, su cabello estaba amarrado y caía por el lado izquierdo de su hombros.

Suspiro levemente mientras cerraba su libro y lo guardaba en su bolso, del cual saco otro un poco mas pequeño, esa mañana tenía planeado leer lo que mas pudiera antes de tener que volver a la biblioteca a terminar de organizar las estanterías, disfrutaba de su tiempo allí, pero atesoraba aun mas una buena lectura en el jardín o en el lago, su pitón tigrina se encontraba en la rama del árbol en el cual el rubio estaba recargado, el ofidio estaba pro fundamente dormido y conocía bien a su amo, por lo que nunca le molestaba cuando estaba leyendo y prefería simplemente moverse cuando este lo hiciese.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 4:21 pm

Normalmente era complicado que Valeria notase lo que a su alrededor sucedía cuando las rosas la dormían, sin embargo había acumulado ya muchas horas de sueño pues en la noche anterior se acostó temprano al no querer comenzar otro libro tras acabarse el que venía leyendo desde haría unas dos semanas atrás. Por ello fue que su descanso duró relativamente poco antes de entrar en un duermevela que la dejaba medianamente consciente de su entorno, pero aún sumida en un sueño ligero por así decirlo. Eso le permitió escuchar un característico sonido que ella reconocería en cualquier lugar: el pasar de las hojas de un libro, junto a un sonido que no pudo indentificar y que provenía de una mayor altura, sobre la copa del árbol quizá aunque no muy alejado. Se removió un poco en su lugar haciendo que su inseparable compañera emprendiese el vuelo para ver qué era lo que estaba haciendo ese ruido, encontrándose pronto con una melena rubia que no pertenecía a la estudiante aunque lo que de verdad despertó a Valeria fue el pitido que su pajarillo emitió, un piar asustado.

Como si hubiese sido una sirena de barco la joven se levantó de inmediato, algo alterada y desorientada por la brusquedad de su despertar. Habiéndose criado rodeada de animales la había hecho sensible a cualquier sonido de alerta que éstos emitiesen y he ahí la razón de tal extraña y rauda reacción. Aún así cuando Lily se escondió, más bien se coló por el cuello de su abrigo, ocultando todo su cuerpo salvo la cabeza bajo sus ropas la fémina la miró extrañada -o lo intentó pues la posición no le ayudaba demasiado a tal tarea- y decidió arriesgarse a comproboar qué había asustado tanto a su amiga. Se alejó un poco del tronco del árbol y comenzó a rodearlo hasta que divisó lo mismo que antes había visto su amiga: un cabello rubio. En ese momento no comprendió porqué el ave se había asustado, pero al mirar hacia arriba por mero instinto casi se asusta ella también por la repentina imagen de la serpiente y su sobresalto la hizo dar un paso hacia atrás, tropezándose así con una raíz y cayendo literalmente de culo al suelo, soltando un breve grito de sorpresa y un leve quejido por el golpe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 5:01 pm

La pitón que no pudo evitar despertarse después de las reacciones del ave y la muchacha de cabellos casi albinos, se arrastro desde la rama del árbol hasta quedar a un lado de su amo mientras seseaba descontento, no le agradaba que se le despertara y menos le agradaba que se acercaran a el sin avisar de su presencia antes. El rubio se percato de la acción de su ofidio amigo y desvió la mirada del libro a la criatura, acariciando levemente s cabeza "Lucifer, tranquilo..." y como si no existiera nadie mas en el lugar mas que la pitón y su amo, el animal se acurruco junto al bolso del joven bibliotecario y volvió a caer dormido.

El joven, percatándose de la caída de lo que supuso era una estudiante, se levanto dejando su libro a un lado y ofreciéndole la mano para que pudiera levantarse "Te encuentras bien?" delicada mente espero que la joven aceptara su ayuda mientras le dirigió esa mirada inexpresiva que pocos lograban quitarle, su rostro estaba tranquilo, la palidez de su tono de piel y el clima húmedo y otoñal le hacían parecer un maniquí, sus cabellos rubios oscuros y sedosos se mimetiza con el color de las hojas de los arboles y sus ojos café oscuro cristalinos observaron las reacciones de la muchacha que se había tropezado.


Última edición por Lionell Spender el Vie Feb 17, 2012 5:33 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 5:19 pm

Que el varón las ignorase no molestó ni al ave ni a la fémina, después de todo la primera estaba todavía asustada por la presencia de la serpiente y la segunda intentaba mermar el dolor del golpe que se dio en la cadera al caer aunque era más molesto que doloroso en realidad. No fue hasta que el mayor se acercó a ella que la joven se dio cuenta de que el cabello dorado que antes había visto pertenecía a un hombre que, aún a pesar de sus delicados rasgos que fácilmente podían hacerle parecer una mujer a primera vista, para la ojos azules era tan obvio su género que no pudo evitar ponerse nerviosa, como siempre le ocurría en presencia del sexo opuesto por más que intentara evitarlo o disimularlo, tareas que se le hacían prácticamente imposibles aún a pesar de los años que llevaba compartiendo su vida estudiantil con un gran número de varones.

- N-no... ¡Digo, sí! N-no me... p-pasó na-da... -y como siempre su nerviosismo se apareció no sólo en el gran sonrojo que tiñó sus mejillas, sino también en palabras trabadas y entrecortadas que disminuyeron considerablemente de volumen tras la corrección de su respuesta, aunque en todo momento predominó el tono avergonzado en su voz así como el casi nulo contacto visual y físico entre ambos. Incluso llegó a dudar sobre si aceptar la mano que él le tendía pero como podía ser una falta de respeto y no quería incomodar a su acompañante decidió aceptar, tomando dicha mano con su diestra -aún cuando temblaba ligeramente por los nervios- para levantarse y tan pronto estuviera incorporada se soltaría de forma rápida pero delicada si él se lo permitía, utilizando así ambas manos para acomodarse nerviosamente las prendas y limpiarlas de la poca tierra y hojas que se le hubieran quedado pegadas- L-lamento ha-berles in... interrumpido -musitaría justo después al darse cuenta de la sierpe que ahora dormía a ras de suelo y del libro que no había mucho más lejos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 6:36 pm

Tan pronto hubo ayudado a la fémina a levantarse, se percato de su nerviosismo y tras verificar que estaba totalmente de pie y no se tambaleaba le soltó la mano con delicadeza y sacando un pañuelo caoba de seda de su bolsillo limpio rastros de seda que quedaron en el rostro de la joven cuidadosamente "Deberías tener mas cuidado, podrías lastimarte" guardo el pañuelo y con la varita levanto el libro que había dejado en el suelo para acercarlo a su mano y dejar marcada la hoja en la que había quedado con un marcador y lo cerro, se acomodo los lentes y volvió a mirar a la joven "permite que me presente, soy Lionell Spender, encargado de la biblioteca" realizo una respetuosa reverencia con una de sus manos cruzado tocando el sector donde estaba el corazón, estaba habituado a aquello, siempre se le dijo que debía ser cortes con el sexo femenino y todo aquel que lo mereciese.

Se acerco a su mascota y la despertó, advirtiendo con su mano que tenían compañía, el ofidio levanto su cuerpo de reptil sobre su cola y meció su cabeza examinando a la fémina mientras seseaba, su amo le había ordenado saludar, esta haciendo caso al joven bibliotecario inclino levemente su cabeza en sinónimo de respeto y presentación "este es Lucifer, perdona sus malos modales" la criatura al parecer se sintió ofendida por la categorización de su dueño y tiro de su túnica, el rubio levanto la mano y la pitón se detuvo y estiro hasta quedar encaramada en el hombro derecho de su amo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 7:10 pm

Al sentir un tacto suave sobre su piel la rubia elevó ligeramente el rostro para comprobar qué era eso que la estaba tocando, viendo que el mismo varón estaba al parecer limpiándole cualquier cosa que pudiera haberle quedado en el rostro por la caída, quizá alguna pequeña ramita levantada por el golpe o quién sabe. De todas formas el acto, si bien fue correspondido por un- G-gracias -todavía nervioso y avergonzado, logró hacerla temblar y sonrojar un poco más. Se sentía torpe e incluso algo tonta por sus reacciones, pero era algo instintivo, no era nada buena tratando con los hombres, daba igual la edad que tuvieran, incluso con niños y ancianos se ponía nerviosa aún cuando no fuera tanto como con los adolescentes y adultos- M-me... Me sorprendió. No estoy... a-acostumbrada a verlas -comentó en respuesta a las palabras del mayor, hablando claramente de la serpiente que éste tenía por mascotas.

Culebras y serpientes de mediano tamaño había visto y de sobra, vivía en el campo después de todo y en Hogwarts tampoco era imposible ver una, pero recién despertada y casi habiéndose chocado con la sierpe era normal que se hubiera sorprendido así, incluso que se asustase hubiera sido algo común. Cuando él se presentó la muchacha mostró una sorprendida pero aún así nada exagerada expresión plasmada en sus facciones antes de dejar su nerviosismo de lado por unos momentos -sin ser consciente de ello- para examinar más atentamente el rostro de su interlocutor. Antes no lo había reconocido, pero ahora recordaba haberle visto en la biblioteca aunque como nunca había sacado ningún libro de ella -siempre se los leía dentro- nunca había tenido ocasión ni necesidad de hablar con él, de ahí que muy apenas lo conociera de vista y eso gracias a su buena memoria.

- Ah... Y-yo soy V-va... Ejem, Valeria A-albarn, señor -y correspondió ampliamente la reverencia, manteniendo una mano sobre otra y ambas pegadas a sus muslos, siendo ahora más consciente del rubor que teñía sus mejillas- "No puedo ni decir mi nombre sin trabarme... Pensará que soy estúpida" -se reprochó a sí misma pues si bien lo que dijeran los demás nunca parecía importarle, tampoco es que le agradara sentirse torpe, y tampoco le gustaba nada trabarse tanto ni ser incapaz de decir cuatro palabras seguidas sin entrecortarse o tragar para deshacer el nudo que solía hacerse en su garganta. Tras levantarse vio cómo Lionell se acercaba hacia la sierpe y ella aprovechó para llevar su mano diestra hacia donde su mascota se encontraba, siendo apreciable apenas un bulto en la zona de su nuca. De todas formas su atención regresó pronto al ojos café, más concretamente cuando éste pidió perdón por el comportamiento de su compañero.

- N-no... No es n-necesario que se d-disculpe. Fuimos n-nosotras las... las que interrumpimos -dicho eso dio un par de toques con el índice al bulto que tenía en su nuca para advertirle a su compañera de que podía salir sin miedo, haciendo así que la mencionada ave se escapase de su escondite para posarse suavemente sobre el hombro de su dueña, mirando detenidamente al rubio y el ofidio que le acompañaba, todavía con cierta desconfianza hacia éste último. Por muy pájaro mágico que fuera el estar pendiente de los predadores era algo instintivo y eso Valeria ya lo había afirmado en variadas ocasiones con ese pequeño pájaro de especie indeterminada al que pronto presentó- Ella e-es... es Lily, m-mi com-pañera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 7:56 pm

Una leve sonrisa se dibujo en el rostro del rubio, una sonrisa que no cambio su expresion limpia y que a la distancia parece carente de todo tipo de emociones, cosa que no era exactamente como se veia, Lionell simplemente no estaba habituado a expresarse de otra manera con quien fuera que estuviese hablando, probablemente porque nada lograba perturbarlo o al menos casi nada. Con la mano le indico a su compañero que se bajase de su hombro y trajiese su bolso, el ofidio claramente entendio la orden de su dueño y se arrastro en busca del objeto, el rubio se inclino para tomarlo y guardar el libro que había estado leendo con sumo cuidado dentro para luego volver a girarse y mirar a la nueva compañia cuando presentó al avecilla que le acompañaba, la cual no supo reconocer de buenas a primera, no se le daba bien el estudiar a los animales, aunque recordaba haberlo visto en alguna ilustración, como fuese dejo el pensamiento de lado y le dirigio una pequeña sonrisa al animal "Encantado Lily" ante tal reacción el ofidio compañero del joven se posciciono delante de sus pies, la pitón medía entre 4 o 5 metros por lo que resultaba facil encontrarla donde fuera que estubiese.

Colocando su mano sobre el amarillo reptil, le calmo con su tacto y este como si fuera un gato correspondio a la caricia seseando, por muy grande que fuera era tde lo mas mimada, le encantaba que el joven le dedicara tales cuidados.

Arreglando la bufanda que llevaba puesta, el rubio se volvio a dirigir a la joven estudiante "No nos han interrumpido tranquila" observo a su alrrededor las hojas de los arboles y no se percato del paso del tiempo mientras leia, había comenzado a eso de las 7 de la mañana, por suerte no tedría que volver a la biblioteca hasta cerca de la hora de almuerzo, le agradaba estar en los jadines y en esos momentos no le molestaba para nada tener algo mas de compañia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 8:17 pm

La verdad era que la rubia estaba sorprendida. Sabía del idioma parsel y conocía a gente que había tratado lo bastante con serpientes como para que entenderse con ellas, pero jamás había visto a una sierpe obedeciendo tan rápida y concienzudamente una orden silenciosa de un humano, más aún cuando éste no había mencionado ni una mísera palabra sobre tal orden, ni en parsel ni en un idioma conocido. De todas formas, por muy curioso e incluso algo asombroso que le pareciera el hecho de que ambos machos poseyeran tal nivel de coordinación y entendimiento ella no iba a meter su nariz en dicho asunto y mucho menos a preguntar algo sobre el tema por lo que lo dejó estar y llevó a cabo la presentación de su amiga. Lily, por su parte, se mantenía todavía tensa por la presencia tan cercana de Lucifer aunque sí respondió el saludo del mayor con un suave gorjeo aunque fue rápidamente seguido de un agudo pero curiosamente no molesto chillido de advertencia por los movimientos de la pitón pues, dado que no se habían movido mucho después de que el rubio la ayudara a levantarse, no había mucha distancia entre Lionell y la menor, y por ende tampoco la había entre ésta y la sierpe.

A Valeria no le incomodaba, ahora que sabía que era propiedad del ojos café no tenía motivos para temer a tal criatura y de por sí las serpientes no le daban miedo, realmente pocos animales llegaban a dárselo por no decir ninguno, a lo mucho cierta incomodidad al principio pero una vez acostumbrada a su presencia y a tenerlos más o menos cerca no le importaba. Podía decirse que la joven se adaptaba rápido a cualquier circunstancia que estuviera relacionada con animales ya fueran o no mágicos. No obstante, aún cuando Lucifer parecía incluso agradarle un poco -no había tenido ocasión de ver muchas sierpes de su clase al fin y al cabo- cualquier nerviosismo que a una persona normal le produjera la sierpe a ella se lo producía Lionell, por lo que una vez acabadas las presentaciones y disculpas la ojos zafiro se quedó completamente en blanco. ¿Qué se supone que debía hacer o decir? Nunca había estado mucho tiempo a solas con nadie, menos aún con un hombre así que no tenía ni la más remota idea de qué hacer para cortar el silencio que en poco se haría seguramente incómodo, al menos no hasta que reparó por fin en lo que había visto antes.

- N-no... No quiero p-parecer c-cotilla pero... ¿Podría... podría decirme q-que li-bro estaba l-leyendo? -preguntó un poco curiosa al recordar que había interrumpido sin pretenderlo la lectura del varón y, si bien ella no solía molestarse por nada, quizá al varón eso sí le molestaba y de todas formas era la única manera que se le ocurrió para romper el silencio antes de que éste pasara a tornarse incómodo para ambos... o para ella pues aún agradándole escuchar el murmullo de la naturaleza -perfectamente audible en aquella zona- estando con un hombre no era capaz de relajarse y eso era evidente tanto por su manera de hablar como la de actuar y sus gestos, los cuales ahora se centraban en un nervioso jugueteo de los dedos con el tramo final de su abrigo azul.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 9:24 pm

Tranquilamente se apoyo en el arbol mientras se quitaba la capa de la tunica dejando solamente na especia de gabardina a la vista, percibiendo cierta incomodidad por parte de la femina que le acompañaba no pudo evitar soltar una silenciosa risita imperceptible, se había topado con muchos estudiantes durante el año anterior, pero ninguno había sido tan timido en su prescencia, basicamente por que el rubio no significaba amenaza alguna y su prescencia solia ser tranquilizadora para muchos, aunque siempre había exepciones. Por su parte a el le agradaba la compañía, aunque preferia tenderse a leer solo, no le molestaba que las personas se acercaran a el cuando estaba de humor o cuando no estaba demasiado concentrado leyendo.

La pitón, que no le quitaba el ojo de encima al ave se arrastro adentrandose al bosque y desapareciendo unos segundos después, de seguro percibió la hostilidad del ave y decidió desaparecer de escena y irse a dormir por ahi, el rubio no le dió demasiada importancia a la reacción de su ofidio y sabía que volveria a tiempo para comer algo o iria directo a la habitación que ambos compartian.

Ante la pregunta de la joven, el rubio le sonrio y se propuso a respoder "La guerra y la paz de un autor muggle llamado Tolstoi" respondio vagamente tranquilo, la prescencia de la estudiante no le generaba mayor problema probablemente por el hecho de que no era hiperquinetica como solian ser las personas que se acercaban a el en la biblioteca preguntando por algun buen libro o pidiendo que les marcase alguno que nececitaban para quien sabe que clase o curso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 9:49 pm

Si bien era evidente su incomodidad la fémina no fue capaz de captar que ésta pareció divertir al varón pues dado que reuhía el contacto visual y que la risilla fue más bien muda le fue imposible percibirla, de haberlo hecho seguramente se habría puesto incluso más nerviosa. Por su parte la pequeña avecilla no perdió de vista a Lucifer hasta que éste desapareció entre los arbustos, relajándose al fin antes de sacudirse un poco y ponerse a limpiar las plumas de su ala derecha, recibiendo una pequeña llamada de atención por parte de Valeria, quien la nombró con un tono -bajo eso sí- que daba a entender una especie de regañina por la forma de actuar frente a la sierpe. Se le había hecho común que su compañera temiese a ciertos animales grandes, pero nunca había tenido problemas con las mascotas de otros alumnos y la de un profesor no debía ser distinta. Entendía que la sorpresa inicial la mantuviera en alerta, pero le pareció que Lily estaba exagerando su defensa, por eso se disculpó brevemente con el mayor.

- Disculpela... No s-suele ser así -tras ello iría ese breve periodo de silencio entre ambos y su pregunta, la cual no tardó casi nada en ser respondida. La rubia mostró de nuevo cierta sorpresa, el título mencionado lo conocía pero debió de ver mal el libro pues no le pareció precisamente grueso, y Tolstoi no era un autor que se caracterizase por ser breve, mucho menos en un libro que abarcaba unos 50 años de historia- L-lo... lo conozco p-pero nunca he te... tenido el p-placer de leer a Tols-toi. S-soy... Soy más a-aficionada a la fan... fantasía -confesó con tono ligeramente avergonzado. No solía hablar mucho con la gente y cuando lo hacía no solía ser nunca sobre sí misma, mucho menos sobre sus gustos literarios y que a una bruja -más aún de su edad, a dos cursos de graduarse- le atrayera el género de fantasía muggle era sin duda algo inhóspito, inusual.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 17, 2012 10:35 pm

Dejaba que el ligero viento meciese sus cabellos a la par que arreglaba su tunica y limpíaba los restos de tierra y hoja que habían quedado adheridos a esta. El comentario de la joven estudiante le parecio vagamente interesante, el mismo no era muy adepto a literatura muggle, pero preferia novelas de fantasía como aquellos que le había prestado su padrastro sobre aventuras en un mundo lleno de guerras y que hablaba de seres fantasticos, mcuhas veces encontrandose con criaturas que existian en su mundo.

Aunque nunca pensó encontrarse con otra persona que prefiriese ese tipo de textos, era sin lugar a dudas una estudiante que había logrado captar la atención del rubio. Se volvio hacia ella y esta vez solto una risa algo mas animada "Descuida, Lucifer puede ser algo... hostil de vez en cuando" habiendo dicho aquello el joven bibliotecario volvio a toamr asiento en el mismo lugar donde habia comenzado a leer aquella mañana, ofreciendole a la alumna que se sentase para poder continuar la conversación algo mas comodos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dylan Christensen
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Masculino

Mensajes : 6
Fecha de nacimiento : 11/11/1995
Edad : 21

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Mar Feb 21, 2012 2:57 pm

Spoiler:
 

¿Cómo había llegado a aquella situación? Eso era lo que Dylan se preguntaba una y otra vez mientras con clara expresión de molestia avanzaba a una velocidad que ciertamente él no acostumbraba en lo absoluto. Mientras corría, el sonido de una vocecilla que vociferaba a sus espaldas se hacía más y más suave, pudiéndose apreciar a una mujer de escasa estatura persiguiendo al varón. ¡Ya deja de perseguirme! Gritaría mientras contra todo pronóstico, su velocidad aumentaba, sorprendente sin dudas ya que no era una persona a la que le gustase esforzarse de esa manera, pero evitar que su hermanastra le alcanzase era una buena excusa. ¿Por qué se enojaba? Tan solo le había quitado su chocolate, y no es como si fuera algo extraño, prácticamente siempre lo hacía.

Mientras continuaba escapando recordó que también le había llamado enana molesta cuando comenzó a reprocharle el hecho de haberle quitado su golosina. Si, por eso era que ahora intentaba escapar de la pequeña que le perseguía como si quisiera matarlo. Aprovechó el diseño del castillo y en mayor medida el largo de sus piernas para lograr sacar algo de ventaja y ni bien lograra perderla de vista se encaminaría hacia los jardines para así finalmente escapar de aquella incansable perseguidora. Parecía haber dado resultado, la peliblanca miniatura ya no podía oirse, buena señal sin lugar a dudas. Decidió continuar avanzando a una velocidad relativamente alta hasta llegar a la seguridad que al menos por un rato los jardines podrían darle, o al menos eso era lo que él esperaba.

Dirigió su mirada hacia atrás mientras continuaba corriendo, observando sobre su hombro para asegurarse de que ella no le seguía, mala decisión. Ni bien volvió su mirada hacia adelante se encontró con una persona, una rubia que se encontraba parada al parecer manteniendo una conversación con alguien más. ¡Cuidado! Fue todo cuanto pudo decir antes de intentar detenerse, cayendo al suelo de espaldas pero aún así, terminó por arrastrar hasta donde la joven se encontraba. A menos que la rubia reaccionase a tiempo, él terminaría por llevársela por delante, provocando que cayese sobre él. ¿Reaccionaría a tiempo aquella muchacha? Eso esperaba, pero en caso de no hacerlo él haría lo posible para detener la caida de la misma y evitar que se golpease.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Mar Feb 21, 2012 3:38 pm

La joven no pudo evitar dirigir una extrañada y algo confusa mirada a su acompañante cuando le escuchó reír, incluso alzó una de sus cejas como si preguntase qué era aquello que logró causarle gracia al mayor, aunque de su boca no salió ningún sonido pues escuchó atenta las nuevas palabras de su acompañante. Pensó en decirle que no importaba, que lo comprendía y que había sido en gran parte culpa de Lily pues fue la que se mostró hostil desde el principio, aunque cualquier cosa que hubiera pensado decir murió en su garganta sin llegar a sus entreabiertos labios. El ave que permanecía en su hombro graznó y elevó el vuelo rápidamente, haciendo que Valeria volviese su mirada y parte de su cuerpo hacia su derecha, encontrándose de pronto con una figura que corría directa hacia ella. Fue todo tan rápido que ni tiempo le dio a distinguir algo más que una cosa verde azulada -como de un turquesa oscuro- casi chocándose con ella antes de ir hacia abajo apenas unos segundos antes de que ella sintiera un golpe en sus pies y comenzara a caer.

El cuerpo del varón se había deslizado por el suelo con la suficiente velocidad y fuerza como para desequilibrarla, y como bien era sabido la gravedad hizo el resto del trabajo, provocando que la fémina soltase un pequeño grito de sorpresa y cerrase los ojos con fuerza a la espera de recibir un golpe que nunca llegó pues terminó por caer directamente sobre el cuerpo de su agresor. Tras otros pocos segundos abriría los ojos extrañada por haber aterrizado en algo más o menos blando -por así describirlo- y movería su rostro lo necesario para que toda su cara pareciera una lámpara roja de tan ruborizada que estaba al percatarse sobre qué, o mejor dicho, sobre quién había caído. Ya era un problema para ella estar cerca de un hombre, pero caer encima de uno era más de lo que sus nervios podían soportar así que prácticamente se quedaría paralizada hasta que alguien dijera o hiciese algo que la ayudase a salir de ese trance, momento en el cual buscaría levantarse y alejarse, disculpándose una y otra vez con tono nervioso y palabras entrecortadas antes de hacer una pronunciada reverencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lionell Spender

avatar


Masculino

Mensajes : 18
Fecha de nacimiento : 09/04/1991
Edad : 26

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Jue Feb 23, 2012 11:30 pm

No paso mucho para que el rubio escuchara el sonido de los cuerpos de ambos jovenes cayendo al suelo, no pudo evitar parase rapidamente por reflejo y acercarse a ambos con sumo cuidado "¿Estais bien?" se arrodillo para poder tener una mejor perspectiva y esperar a que alguno de ellos dijera o hiciese algo "¿Os habeis hecho daño?" pregunto ligeramente preocupado, era común en él, mas aun cuando su deber como funcionario del colegio era cuidar de los estudiantes al igual que todos los demas profesores alli, con una fuerza que pocos creerian que poseia levanto a la joven de cabellera rubia y le ofreció ayuda para ponerse de pie y no perder el equilibrio.

Una vez la joven rubia se encontrase en condiciones de sostenerse a si misma el rubio le ofreceria la mano al joven de ojos esmeralda para que se levantara. Si no aceptaban la ayuda del mayor, este simplemente verificaria que ninguno se hubiese hecho alguna herida que nececitara de tratamiento y simplemente se ponria de pie para mirarles a ambos con sumo cuidado, dirigiendo sus orbes cfe oscuro al joven de cabello turquesa "Deberia tener mas cuidado por donde corre" diria él antes de girarse a la joven de cabellos rubios para extenderle otro pañuelo con el mismo diseño que el anterior, pero de un color anaranjado como las tonalidades de una puesta de sol, obviamente para que pudiera quitarse de encima todo rastro de tierra sobre la ropa que traia la rubia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dylan Christensen
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Masculino

Mensajes : 6
Fecha de nacimiento : 11/11/1995
Edad : 21

MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 24, 2012 6:06 pm

Tal y como él lo había supuesto mientras prácticamente barría a la joven de dorados cabellos, ella no llegó a reaccionar con la velocidad suficiente como para salir del camino del prácticamente descontrolado adolescente mientras éste se deslizaba por el suelo. No era de extrañar, pocas personas en realidad podrían haber reaccionado a tiempo en una situación así, y que la joven no lo hubiese hecho no era para nada raro. Como fuera, mientras ésta comenzaba a caer, tan rápido como su posición se lo permitió, abrió sus brazos para darle via libre a la joven, permitiendo que ésta cayese directamente sobre su torso, evitando que terminase en el suelo y pudiera terminar lastimada por la caida que le había tomado desprevenida por sobremanera, aunque de todas formas, seguramente sentiría algo de dolor por el choque de huesos entre ambos.

Una mueca de dolor se dibujaría en el rostro del varón que había hecho una entrada para nada triunfal, dicho dolor había sido provocado por el codo de la rubia el cual impactó de manera violenta contra parte del pecho y el abdomen de Dylan, un golpe merecido a decir verdad. Una vez logró recuperar el aire, sintió que su cuerpo prácticamente se paralizó, su mente se nubló y todo vestigio de razón en su ser pareció perderse en los confines más recónditos de su cabeza al percatarse de la incómoda situación en la que por descuidado y torpe acababa de meterse. Su rostro comenzó a arder y dicho calor parecíó rápidamente comenzar a extenderse hacia sus orejas, cuello, torso y finalmente brazos y piernas, todo un espectáculo, ya que el furioso color rojo que sus mejillas adoptaron contrastaría de manera notable en su piel blanca en exceso.

Si la situación ya de por si había logrado hacer que se ruborizara de esa forma, ciertamente que la muchacha presentase un rubor igual o peor que el propio no ayudó en lo absoluto. Y-Y-Y-Y-Y-Yo... Comenzó a tartamudear en un vano intento por disculparse, pero simplemente sus palabras parecían no poder salir por su boca a causa del nerviosismo que sentía. Tragó grueso mientras intentaba calmarse, pero simplemente, estar tan cerca de una mujer le resultaba por demás incómodo, no era alguien que acostumbrase a tratar con las demás personas, menos aún con las mujeres que en cierto modo le aterrorizaban debido a que por su aparente timidez llegaba a parecerles "lindo". Cualquiera que le viese podría pensar que él debía estar en presencia de su Boggart dada la expresión de su rostro, aunque a su vez, el sonrojo y la pena que se reflejaba en el mismo podían apreciarse casi con la misma facilidad.

No supo cuanto tiempo transcurrió desde que él derribó a la joven y el momento en que una tercera persona comenzaba a preguntar si se encontraban bien, quitándole a la joven de encima en un acto que aunque no lo expresase con palabras, lo agradecía desde el fondo de su corazón. S-Sí... estoy bien... Diría a modo de respuesta a todas las preguntas del mayor al no tener el valor necesario para seguir hablando. P-P-Pasa q-que estaba e-escapándome y... No terminó su frase, seguramente entenderían que lo que menos venía haciendo era prestando atención por donde iba, sino que por el contrario, estaba concentrado en ver que había logrado burlar a su perseguidor. ¿T-T-Te encuentras bien? Preguntó desviando la mirada en dirección a la rubia, aunque no directamente a su rostro, el haberla tenido tan cerca había hecho que ahora se avergonzase demasiado como para poder siquiera verle a la cara y para que las cosas fueran aún peores, ella comenzó a disculparse una y otra y otra vez, aún cuando la culpa de todo había sido de Dylan. N-N-No te disculpes, todo fue mi culpa. Diría al tiempo que comenzaba a agitar sus manitos de un lado al otro con los brazos extendidos, como si quisiera darle a entender que no tenía que disculparse por nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Valeria Albarn
Ravenclaw
Ravenclaw
avatar


Femenino

Mensajes : 21
Fecha de nacimiento : 14/03/1995
Edad : 22
Ubicación : Vagando libre...
Cita : Puedes cortar mis alas, encadenar mi cuerpo, atrapar mi mente... pero mi espíritu siempre volará libre cual ave por el vasto cielo.


MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   Vie Feb 24, 2012 6:41 pm

En su actual situación la verdad era que la joven no llegó a escuchar las primeras preguntas del mayor, estaba demasiado nerviosa como para ser capaz de prestar atención a cualquier cosa que no fuera su posición y el rostro del varón sobre el que había caído. Fue así como pudo darse cuenta de que no era la única nerviosa ni tan roja como un tomate y, de haber sido otra la situación, puede que incluso se hubiera reído un poco pero su expresión no varió en lo más mínimo, no hasta que sintió algo distinto. Al principio no supo muy bien qué podía ser eso que notó en sus brazos pero al voltear el rostro para comprobarlo casi se desmaya pues, al menos durante unos segundos, había estado encarcelada entre dos varones y para colmo de males muy cerca, demasiado cerca de ellos. Por eso mismo en cuanto recuperó su equilibrio y el control de su cuerpo se alejó rápidamente algunos pasos hacia atrás, alejándose de sus dos acompañantes mientras el menor se incorporaba y respondía a Lionell bajo la atenta mirada de una divertida Lily, posada sobre una rama cercana y bien visible.

Valeria, por su parte, no pudo siquiera hacer eso, estaba tan desconcertada por la casualidad y la presencia de dos hombres que todo lo que pudo hacer fue disculparse mientras hacía aquella pronunciada reverencia en la que su cabello llegó incluso a rozar el suelo, aunque sus trabados intentos por disculparse -pues no hacía más que entrecortarse al hablar- durarían poco, hasta que escuchó de parte del cabello turquesa que no debía hacerlo, que la culpa fue de él. En ese momento reparó en que antes él había estado explicándose y recordó -pues incluso nerviosa lograba prestar la justa atención a su entorno para ser consciente, a posteriori eso sí, de lo que ocurría- que en su explicación el menor había dicho que estaba escapándose. Le miró con cierta curiosidad aún en su posición de reverencia, alzando el rostro lo necesario para poder verle más o menos sin posar nunca sus ojos sobre el rostro ajeno antes de incorporarse completamente, aceptando con un tímido y todavía nervioso- G-gra... Gracias -el pañuelo que el rubio le ofreció, aunque dado que había caído sobre el joven no tenía mancha alguna de tierra, quizá un poco de polvo que se quitaría con espolsar sus ropas. No necesitaba el pañuelo, pero ya que lo había aceptado sin ser muy consciente de ello comprobó que en efecto no le hiciera falta antes de usarlo para cubrir sus labios en un vano intento porque sus iridiscentes mejillas quedasen también ocultas.

- S-sólo... Sólo u-un p-p-poco sor-prendida -contestó por fin la pregunta que su compañero le dirigió segundos antes, sintiendo cierta molestia en sus tobillos -producto seguro del golpe que la desequilibró- y en sus codos, por lo que no le fue difícil deducir que había logrado dañar al ojiverde al caer- S-s-siento... L-lo siento p-por el g-golpe -y dicho eso por fin se atrevió a alzar la mirada para posarla sobre el rostro del estudiante, comprobando para su desgracia que se trataba de uno de sus compañeros de curso. Nunca había hablado con él, es más, no recordaba haberse acercado a él más de lo estrictamente necesario en clases -y eso solía ser cinco metros mínimo pues no recordaba que se sentaran cerca ni que hubieran hecho algún trabajo juntos- pero le reconocía pues tenía buena memoria tanto para caras como para nombres pese a que tratándose de varones no era perspicaz en ningún aspecto. De todas formas lo único que demostró que ella le había reconocido fue una expresión casi temerosa que se implantó en su rostro durante unos fugaces segundos. Todos los de su casa y curso -puede que incluso todo Hogwarts- sabían que era una joven torpe, tímida y con cero experiencia en tratar con el sexo opuesto pero demostrarlo una vez más delante de alguien que podía conocerla seguía teniendo el mismo efecto que siempre: la ponía aún más nerviosa, a veces incluso le hacía temblar un poco pues no sería la primera vez que alguien se burlase por ello, aunque dada la situación dudaba que Dylan fuera capaz de algo así, después de todo las chicas hablaban mucho y la ojos zafiro había oído más de una vez que X o Y chico era guapo, tierno, sexy y varios calificativos más, estando segura de que alguno de ellos había sido atribuido al estudiante que tenía delante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Entre rosas y sueños...   

Volver arriba Ir abajo
 

Entre rosas y sueños...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» ¿¡Confesión entre rosas!?(Priv.Nero Hoshikage)
» "La Guerra Entre Primos" de Philipa Gregory
» Un sueño hecho realidad
» Locuras entre amigos (2)
» El comienzo de nuestros sueños.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Profecía Comienza :: Castillo de Hogwarts :: Alrededores :: Jardines-