ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosAfiliadosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» to the beginning ( todos los alumnos, cualquier casa)
Mar Ene 29, 2013 4:52 pm por LissetLempicka

» ficha de louise
Mar Dic 18, 2012 5:17 pm por LissetLempicka

» Llorando a los Muertos
Mar Dic 18, 2012 12:24 am por LissetLempicka

» Diccionario de Hechizos
Dom Dic 02, 2012 7:46 pm por hadita313

» The Last Hogwarts
Vie Jul 13, 2012 7:25 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Gomen
Vie Jul 13, 2012 5:53 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Ariel Whin
Miér Jun 13, 2012 7:29 pm por LissetLempicka

» Introduccion a Encantamientos I-VII
Lun Jun 11, 2012 11:27 pm por Alexander Mcgonagall

» Hola :D
Dom Jun 10, 2012 11:59 am por ArielWhin


Otoño




Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin





Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin




Comparte | 
 

 Trazos al atardecer.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 22

MensajeTema: Trazos al atardecer.   Sáb Ene 28, 2012 8:53 pm

Eran ya alrededor de las seis de la tarde, las clases finalmente habían terminado y el varón al fin era libre de vagar por donde se le viniese en gana. El día había sido largo... demasiado largo para su gusto a decir verdad. Sin prestar demasiada a atención a sus alrededores lentamente comenzó a avanzar sin decidirse donde ir. De ser posible prefería no tener a nadie a su alrededor, pero no le apetecía tener que adentrarse en el bosque prohibido o ir cerca del lago negro. Si tener ni la más remota idea de a donde ir, se quedó pensativo durante un rato en los jardines y finalmente terminó por decidirse. Quizás el campo de Quidditch estuviera vacio ese día, o al menos eso esperaba porque sin darse cuenta siquiera sus pies habían comenzado a llevarle hasta allí.

No tardaría más de unos diez minutos en llegar finalmente allí, su velocidad al caminar era buena y es por eso que había logrado acortar la distancia tan rápido. Vestido con una camiseta de manga corta de color blanco ajustada al cuerpo, un pantalón cargo de color gris oscuro y unos tenis del mismo color de la camiseta, todo cubierto por la característica túnica de Hogwarts para que no le molestasen en clases por no llevar el incómodo uniforme. Se quedó observando el lugar y sonrió complacido de que no había nadie alrededor, al menos allí podría estar tranquilo un rato. Sin pensárselo dos veces comenzó a caminar por el campo hasta llegar a uno de los aros donde se detuvo y elevó la mirada hacia arriba. "Éste lugar servirá..." Pensó mientras comenzaba a trepar por el aro hasta llegar a la parte superior del mismo, sentándose allí a una altura peligrosa pero que daba una gran vista.

Una vez acomodado, buscaría en el bolsillo interno de su túnica un pequeño cuaderno que llevaba consigo, abriéndolo en una página en blanco antes de girarse en dirección al castillo que debido a su posición, quedaba justo delante del solo que había comenzado a ocultarse. No era secreto que los días comenzaban a acortarse y a una hora temprana comenzaba a anochecer. Suspiró mientras tomaba un bolígrafo y un lápiz, comenzando a dar algún que otro trazo sobre la blanca hoja del cuaderno. En suaves movimientos comenzó a dibujar el castillo, la escena en general y en menos de unos quince minutos su boceto estaba prácticamente terminado. Si había algo que lograba relajarlo era dibujar, eso claro si no se contaban las ocasiones que debido a interrupciones terminaba haciendo una línea fuera del lugar donde la había imaginado y lograba ponere de mal humor.

Como fuera, una vez más relajado se puso a meditar sobre todo lo que había ocurrido en tan poco tiempo. Estaba molesto, de eso no había dudas, podía notarse en su expresión el desagrado que sentía al enterarse que el nuevo profesor de pociones no era ni más ni menos que su propio tio. ¿Es que ya no podría librarse de aquel sujeto ni estando en el castillo? Parecía que no, ni siquiera sabía por qué había decidido comenzar a dar clases ya que si algo era seguro era que no necesitaba el dinero que pudieran pagarle allí, tenía una fortuna considerable y podría vivir sin hacer nada por el resto de sus días al igual que tres o cuatro generaciones de descendencia. Gruñó por lo bajo mientras guardaba el cuaderno, ya no solo tenía que preocuparse por lo que le ocurría con Elizabeth sino que también tenía que aguantar las ganas de insultar a su tio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juliet M. Wood
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Femenino

Mensajes : 27
Fecha de nacimiento : 13/02/1995
Edad : 22
Ubicación : Hogwarts

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Sáb Ene 28, 2012 9:57 pm

Aquel día había sido muy intenso para Juliet. se había levantado al alba para ir a entrenar un poco al campo de quidditch y, tras ducharse, había desayunado de camino a las clases. Por supuesto, prestó atención en clase y tomó apuntes....aunque, sus apuntes estaban decorados con escobas, budgers, snitchs y quaffles, así como algunas jugadas de quidditch. Muchos la llamaban obsesa. Otros loca. Y seguramente tenían razón. Adoraba el quidditch, lo adoraba con toda su alma, pues lo había vivido de cerca desde que nació. Con unos padres y unos abuelos como los suyos, era obvio por donde iba a salir la chica.

En fin, que Juliet pasó todas las clases sin nada notable que destacar y con solo una idea en la cabeza. En cuanto la última clase terminó echó a correr hacia la sala común de Hufflepuff, arrollando a varios compañeros y tropezando y cayéndose varias veces por el camino. una vez en su cuarto se cambió, se puso ropa cómoda y marchó al campo de quidditch escona al hombro.

Llegó al lugar bastante animada y tarareando una vieja canción, con su saeta de cristal. Estaba a punto de invocar una vieja quaffle que se habia traído de casa para que fuera hacia ella, cuando se dió cuenta de que no estaba sola. Había alguien en uno de los aros del campo. Extrañada, montó con agilidad en la escoba y voló hacia aquella persona, frenando en seco a poca distancia suya. Era un chico, seguramente de último curso, porque no parecía menor que ella y no lo reconocía como miembro de su curso.


-disculpa....pero creo que no deberías estar ahí- le dijo, con una expresión algo disgustada, que recordaba mucho a sus padres. Su tono daba a entender que lo que había intentado decir era "que demonios haces ahí?" pero era demasiado educada como para ser desagradable de buenas a primeras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 22

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Sáb Ene 28, 2012 10:18 pm

No supo cuánto tiempo habría estado allí sobre el aro sin nada mejor que hacer que mirar hacia el castillo, aunque no era la arquitectura lo que observaba en realidad, era todo el conjunto que daba aquel atardecer sobre los muros del colegio. Absorto totalmente en sus pensamientos había vuelto a sacar su cuadernito y sistemáticamente había empezado a dibujar más y más detalles del castillo en aquel boceto inicial que había comenzado pocos minutos atrás. Poco a poco las diferentes superficies y salientes del castillo comenzaron a aparecer en el dibujo, completando el en principio plano esquema. Balcones, ventanas y algún que otro desperfecto en la estructura, todos y cada uno de esos detalles eran importantes para la atenta mirada del peliplata que había olvidado parcialmente la molestia que sentía.

No debe haber estado allí más de media hora en realidad, cuando el suave bullicio de las últimas clases podía oirse, al parecer ya el día de clases había terminado y todos se dirigieron a sus respectivas habitaciones. No era sorpresa que él ya estuviera haciendo lo que quisiera, después de todo solía escaparse de las clases varios minutos antes de que siquiera terminasen y eso en ocasiones le hacia ganarse restas de puntos para su casa provocando el enojo de sus compañeros, aunque a él, poco y nada le importaba algo como eso. Fuera como fuera, lo único que esperaba era que nadie se acercase al campo, por lo que sabía no habían prácticas ese día y si bien en ocasiones alguna que otra persona se acercaba para practicar por su cuenta, podía hacer que se retirase con alguna fría mirada o palabras hirientes.

Suspiró con calma... y se mantuvo calmo al menos hasta que una fuerte ráfaga de viento hizo que las hojas de su cuaderno comenzaran a moverse por todos lados haciendo que uno de sus trazos con el lápiz se saliera de lugar. Gruñó... sonoramente a decir verdad, si algo le molestaba era tener que borrar algo en sus dibujos por culpa de un mal trazo que ni siquiera había sido por su culpa y dicha molestia la exteriorizó con facilidad. Frunció el ceño mientras dejaba el lápiz sobre el cuaderno, apoyando su mano sobre el aro para comenzar a presionar la misma en un vano intento por contener las ganas de darle un golpe a algo. Intentó respirar profundo para calmarse, sabía que tenía mal carácter y al menos en ese momento no tenía forma de desquitarse con nada a menos que terminase destruyendo propiedad del colegio.

Casi había logrado controlar sus deseos de golpear algo cuando algo cambió, algo que él esperaba que no cambiase y era el hecho de estar completamente solo en aquel lugar. Absorto como estaba en su enojo no se había percatado de una persona que se había acercado hasta el campo y había volado hasta pocos centímetros de donde él estaba, hablándole en un tono de voz que haría que el varón chasquease la lengua. Observó a la fémina, la observó bien, de arriba a abajo para recordar su rostro, pero no tenía ni la menor idea de quién se trataba, al menos no recordaba haberla visto anteriormente, pero parecía ser de algún curso inferior. ¿Estaba regañándole acaso? Si era así la joven tenía valor, había que reconocerlo, no era secreto que el varón se había ganado fama de pendenciero, llegando a meterse en problemas numerosas veces por ello.

Cerró con fuerza su cuaderno luego de quitar el lápiz de entre sus páginas, al parecer ya no podría continuar con su dibujo en paz, así que no había razón alguna para seguir con el cuaderno en sus manos. Guardó el mismo con cuidado antes de volver la mirada a la joven y sonreir de medio labio. No te disculpes, cualquiera se equivoca ya que yo puedo estar donde se me antoje. Comentó tajante antes de dejar escapar un suspiro pesado y cansado. Además creo que sería mejor que en lugar de montar esa escoba la utilizaras para ir a limpiar los pasillos. Sonrió con malicia acompañando dicha sonrisa con una expresión entre divertida y molesta. ¿Era posible que se comportase de manera tan desagradable todo el tiempo? Si, y la joven tenía la mala suerte de toparse con él un día en que su humor estaba peor que de costumbre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juliet M. Wood
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Femenino

Mensajes : 27
Fecha de nacimiento : 13/02/1995
Edad : 22
Ubicación : Hogwarts

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Dom Ene 29, 2012 12:28 pm

El chio se la quedó mirando, seguramente tratando de hubicarla, algo le dijo que no lo logró. No era extraño, ya que no se conocían. Tras esto, le sonrió de medio lado, respondiéndole de manera tajante y borde. Juliet arugó la bariz. Definitivamente no le gustana. ¿¡Pero que se había creído?!. Pues si él no pensaba ser amable ella definitivamente tampoco sería educada.
-Bien, creo que no lo has entendido- dijo- Lo que quiero decir es, ¿Que demonios haces ahí?- le soltó de manera igual de tajante.- Esto es un campo de quidditch, no un lugar para ver volar las mariposillas y el paisaje o lo que quiera que estes haciendo, que no me importa.-

Cuando el joven le soltó lo de la escoba, Juliet le lanzó una mirada acuchillada y glacial. Tan afilada que podría haber matado a alguien de tratarse de un cuchillo y tan glacial que podría haber congelado el mismísimo infierno.
Si había algo con lo que la joven Hufflepuff no bromeaba eso era el quidditch. JAMAS bromeaba con este y JAMAS toleraba que otros lo hicieran en su presencia. Y mucho menos toleraba que nadie le hablase de tal forma.
-Mira, niño, mi tiempo es muy valioso para desperdiciarlo discutiendo con un descerebrado como tú. Deja de hacérmelo perder y lárgate, que tengo que entrenar.- Si ese tipo se creía que se hiba a amedentrar por su falta de educación y su bordería las llevaba claras. Juliet había crecido en una familia grande, rodeada de primos y con el quidditch como base, lo que ocasionaba disputas y peleas por doquier. estaba acostumbrada a discutir, así que si quería guerra la iba a tener.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 22

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Dom Ene 29, 2012 4:24 pm

Lo único que quería era estar en paz, solo de ser posible pero al menos si había alguien más allí que no lo molestase, pero no... ella tenía que ir y ponerse a ladrar por una completa tontería. Rascó su mejilla con una clara expresión de desagrado en el rostro antes de elevar su diestra en dirección a su cabello, comenzando a desacomodarlo en un vano intento para calmarse y evitar lanzarse sobre aquella mujer para tirarla de la escoba. Se le estaba haciendo difícil, su paciencia tenía un límite muy bajo y cualquier cosa que le resultase molesta podia llegar a provocar que él mandase todo al demonio sin pensárselo dos veces. Esperó que al menos sus palabras lograran su cometido e hicieran que ella se alejase, que se fuese a molestar a otra persona o que se cayera de la escoba y se rompiese un par de huesos... pero nada de eso ocurrió,

Fue cuando ella volvió a dirigirle la palabra que le observó con su característica mirada que mezclaba indiferencia y enojo, suspirando pesadamente por lo que ella le decía. ¿No te das cuenta? Le preguntaría con una irónica sonrisa en el rostro. No me interesa en lo más mínimo que éste sea un campo de quidditch. Suspiró pesadamente. Al menos le saco más provecho de esta manera que con un montón de idiotas montados sobre una escoba persiguiendo pelotas. Parecía ser que ella disfrutaba del quidditch y si bien a él no le disgustaba ya que solía ver algún que otro encuentro esperando a que alguien se lastimase, quizás si insultase el deporte en si ella terminaría perdiendo la paciencia y se iría.

Su expresión cambió por una de aburrimiento total mientras observaba a la joven que parecía no tener intención alguna de marcharse. Sin embargo cuando le llamó niño y volvió a dirigirle la palabra el varón simplemente revolearía los ojos dejando escapar un suspiro de molestia. Se nota que tu tiempo es oro, tan valioso es tu tiempo que vienes a perderlo sobre una escoba~ Poco y nada le había provocado aquella mirada de parte de ella, a decir verdad estaba más que acostumbrado a recibir miradas asesinas gracias a Elizabeth. Sin prestar más atención al asunto desvió su mirada hacia el castillo sin cambiar su expresión de aburrimiento, no iba a irse de allí y menos ahora que aquella extraña se había empeñado en molestarlo para que él se fuera, no le iba a dar el gusto.

Luego de un sonoro bostezo volvió la mirada a la bruja que estaba frente a él. Vamos, vete de aquí que no solo me tapas la vista sino que también tu desagradable voz me molesta. ¿Tanto pedía al querer estar solo durante un rato acaso? Así parecía ya que no podía encontrar ni un maldito lugar en todo el terreno que ocupaba el colegio donde estar en paz. Ve a marcar tu territorio a los aros de más allá y a mi déjame tranquilo. Sus palabras fueron acompañadas de un ligero movimiento de su mano como si la estuviese echando de allí, era peligroso ya que se exponía a que ella intentase tirarlo de ahi o alguna tontería como tirarle una de las pelotas de quidditch encima, pero no iba a perderse la oportunidad de maltratar a una extraña.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juliet M. Wood
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Femenino

Mensajes : 27
Fecha de nacimiento : 13/02/1995
Edad : 22
Ubicación : Hogwarts

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Dom Ene 29, 2012 5:43 pm

Definitivamente aquello tenía un límite y ese tipo acababa de sobrepasarlo con creces. Juliet tan solo planeaba tener un entrenamiento tranquilo. aprovechar su tiempo libre haciendo una de las cosas que mas le gustaban: jugar al quidditch, pero aquel tipo insolente y arrogante se le había cruzado de por medio, dispuesto a arruinar su perfecta tarde.

Y aquello que dijo.... ¿¡ como que "un montón de idiotas montados sobre una escoba persiguiendo pelotas"?! Ese tío se la estaba ganando. Pero no perdió su serenidad, sonrió de medio lado.

-Oh, y eso lo dice el tipo que usa un aro como asiento..... bien, seguramente tu limitado cerebro no pueda entender un deporte como el quidditch... o quizás es que no quieres entenderlo. de todas formas muevete de ahí. Tengo que practicar.

Pero el chico no solo no se movió sino que siguió arremetiendo contra ella. Juliet apretó los dientes. no perdería la paciencia con un indeseable como él, ¡oh, no! no pensaba perderla. Haría lo imposible por no perder la poca paciencia que le estaba quedado con él.Le miro fijamente, con una expresión neutra en el rostro, pero con un tono de voz mas bien frío y cortante.

-Creo que cada quién puede perder su valioso tiempo en lo que le de la gana. Por ejemplo en no hacer nada encima de un aro de quidditch y molestando a la gente. Pero otra cosa es que el resto te deje, ¿verdad?- se estaba refiriendo claramente a ambas situaciones. Por un lado, ella quería jugar al quidditch pero él se negaba a dejarla. por otro él quería estar ahí y molestarle pero ella no le quería dar el gusto. Cuando dijo lo de su "desagradable voz" deseó partirle la escoba en la cabeza. Se contuvo.

-Te diré una cosa, niñato altanero y arrogante- le espetó- lo cierto es que me da igual lo que opines y lo que te pase. Lo unico que me interesa es jugar al quidditch pero un tarado egocéntrico, cabeza de bludger, no me deja. Así que o te mueves o te muevo yo.

Al ver que nada de lo que dijo había funcionado resopló y se alejó de él, pero no precisamente para irse a jugar a otro lado. Sacó la varita e invocó algunas quafles con en hechizo accio, para luego lanzarselas duramente una tras otra. La próxima vez no sería tan cortés.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dominic Smirnov
Gryffindor
Gryffindor
avatar


Masculino

Mensajes : 128
Fecha de nacimiento : 10/10/1994
Edad : 22

MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   Dom Ene 29, 2012 11:13 pm

Un nuevo suspiro de molestia escapó de los labios del varón en el instante mismo en que ella volvió a dirigirle la palabra tratándole en pocas palabras como si él fuera un idiota, algo que en realidad le daba absolútamente igual ya que si algo era seguro es que los insultos no funcionaban con él. Si quiero utilizarlo como asiento estoy en mi derecho. Diría algo cansado ya de discutir con una cabeza de escoba que lo único que hacía era llorar porque según ella no la dejaba entrenar cuando en realidad tenía un campo lo suficientemente grande como para irse a molestar a otro lado, pero no, la maldita cria caprichosa quería el aro donde él se encontraba y al parecer no pararía de llorar hasta que lo obtuviera. Además, si al menos tuvieras amigos para que se justifique la necesidad de utilizar todo el campo sería otro tema, pero tienes menos amistades que el mismísimo Voldemort y aún así vienes a llorar por un capricho infantil como el tuyo.

Rascó su mejilla con molestia mientras intentaba calmarse pero simplemente no iba a conseguirlo, aquella joven era tanto o más molesta que él mismo y eso lo reconocía. Mira... Diría con su mejor sonrisa irónica. Cómo te lo pongo para que lo entiendas... Suspiró mientras fingía buscar las palabras necesarias. Si tienes algún fetiche raro con el quidditch está bien... Sonrió de medio labio. Sobre gustos no hay nada escrito y eso lo entiendo perfectamente. Dejó escapar un suspiro divertido. Pero si quieres autosatisfacerte ya sea sentándote sobre éste aro en particular o con el palo de tu escoba no es mi problema. Rio divertido. Si tienes esos gustos extraños deberías ir a saciarlos al vestuario, tu habitación o donde sea... ¿si?

Estaba más que claro que él no pensaba retirarse de alli y cuando ella le respondió que podía hacer de su tiempo lo que quisiera se sintió tentado de decirle que fuera a otro lado a molestar, pero no tuvo tiempo ya que ella volvería a retomar la palabra llamándole niñato altanero y arrogante... ¿Pretendía insultarlo? Si había algo que Dominic era, era ser consciente de sus cualidades que otros podrían considerar defectos, así que tildarlo de arrogante y altanero no hacía más que inflar el orgullo ya de por si gigantesco del peliplata. Ni siquiera pensó en una respuesta por aquello, aunque iba a agradecerle por llamarle de esa forma cuando la joven comenzó a alejarse de donde él estaba. "¿Al fin se va?" Se preguntó mentalmente mientras le observaba con detenimiento.

Para su mala fortuna, la joven no tendría mejor idea que invocar un montón de quaffles y comenzar a lanzarlas contra él logrando sacarle un molesto gruñido al tener que moverse para sacárselas de encima. Sin pensárselo dos veces, comenzó a darle puñetazos a las bolas para sacárselas de encima. Maldijo por no llevar su varita con él en esos momentos pero no es como si no pudiera tratar con un ataque como aquel. Una tras otras las quaffles serían repelidas por el varón que no mostraría signos de cansancio ni dolor por el impacto de las pelotas sobresus brazos, estaba acostumbrado a golpes y unas simples quaffles no le harían retroceder ni mucho menos. Tras repeler unas siete bolas de esas, lanzaría un fuerte golpe hacia adelante con su codo derecho para interceptar una de las quaffles y así lanzarla directo hacia la joven de la escoba. La devolución llevaría bastante fuerza considerando que Dominic era poseedor de una fuerza superior a la de una persona común y corriente. ¿Tendría la suficiente suerte de que ella no reaccionase a tiempo y recibiese el golpe? Sólo el tiempo lo diría, él por su parte, se quedó esperando paciéntemente con sus músculos listos para actuar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Trazos al atardecer.   

Volver arriba Ir abajo
 

Trazos al atardecer.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Bocetos de Atardecer
» Trazos difusos y caminos confusos
» Bajo el fulgor del atardecer.
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Pokemon Mystery Dungeon-The Darkness Nightmare [Inscripciones Cerradas]
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Profecía Comienza :: Castillo de Hogwarts :: Alrededores :: Campo de quidditch-