ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosAfiliadosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» to the beginning ( todos los alumnos, cualquier casa)
Mar Ene 29, 2013 4:52 pm por LissetLempicka

» ficha de louise
Mar Dic 18, 2012 5:17 pm por LissetLempicka

» Llorando a los Muertos
Mar Dic 18, 2012 12:24 am por LissetLempicka

» Diccionario de Hechizos
Dom Dic 02, 2012 7:46 pm por hadita313

» The Last Hogwarts
Vie Jul 13, 2012 7:25 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Gomen
Vie Jul 13, 2012 5:53 pm por Aaron Vlad Regendorf

» Ariel Whin
Miér Jun 13, 2012 7:29 pm por LissetLempicka

» Introduccion a Encantamientos I-VII
Lun Jun 11, 2012 11:27 pm por Alexander Mcgonagall

» Hola :D
Dom Jun 10, 2012 11:59 am por ArielWhin


Otoño




Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin





Gryffindor

Hufflepuff

Ravenclaw

Slytherin




Comparte | 
 

 Admirando el atardecer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Elizabeth Lockheart
Slytherin
Slytherin
avatar


Femenino

Mensajes : 336
Fecha de nacimiento : 04/04/1994
Edad : 23
Ubicación : ¿Y a ti qué te importa?...
Cita : Si amenazas a una serpiente te clavará los colmillos sin dudarlo... Da gracias a que yo lo medito un poco más antes de mostrar los míos~


MensajeTema: Admirando el atardecer   Sáb Ene 28, 2012 5:51 pm

Libre

Elizabeth no se caracterizaba por ser una chica imprudente. Sin embargo, si había algo que realmente no soportaba era guardar reposo en cama por lo que cuando se despertó lo primero que hizo fue librarse de Pomfrey y salir corriendo de la enfermería, escapándose así de la anciana enfermera que de seguro seguiría maldiciéndola. No contenta con eso encima se había saltado todas las clases sin molestarse siquiera en idear una excusa decente para su ausencia y se dedicó gran parte del día a comer dulces, escuchar música e incluso leer un poco en compañía de la sierpe de su hermanastro. Aún así no quería toparse con nadie y lugares como la biblioteca o el comedor se terminaban llenando tarde o temprano y tampoco era buena idea salir pues el frío, en su estado, la afectaba más y no quería enfermarse, de ahí que hubiera subido a la torre de astronomía. Quién sabe, puede que observar las estrellas lograra tranquilizarla pues -por raro que resultara- le encantaba la astronomía, era sin temor a exagerar la única clase que nunca se saltaba, aunque eso tampoco libraba a la profesora de su carácter de víbora.

Lentamente y acompañada sólo por Shaksis la fémina de ropajes negros de estilo deportivo se abrió paso entre los pasillos y corredores hasta llegar a la mencionada torre, la cual subió en silencio terminando por apoyar sus manos en el barandal mientras observaba al oeste, viendo el Sol comenzando a desaparecer por el horizonte. Pasó algunos minutos en esa posición para después inclinarse, apoyando así sus antebrazos sobre la barandilla y su mentón sobre éstos mientras entrecerraba los ojos como si, pese a tener la mirada fija en el astro rey, no lo viera. Es más, estaba sumida en sus pensamientos de tal forma que cualquiera diría que ni el dolor de sus heridas lograría sacarla de ese extraño ensimismamiento en el que se había introducido sin pretenderlo.

Seguía sin una respuesta clara, su encuentro con la profesora de encantamientos no había sido tan fructífero como esperaba y su maraña mental estaba, si cabe, más liada por los sucesos ocurridos en el lago y en la enfermería. No sabía qué pensar. Si de por sí ya había estado confusa por lo extraño de la situación ahora que había descubierto que su compañero/enemigo natural era un licántropo estaba en peor estado. Llevaba compartiendo con Dominic seis años de su vida... y recién ahora se daba cuenta de que no sabía absolutamente nada de él, ni siquiera sabía que sus padres murieron ni que tenía un tío hasta que lo leyó en su diario, aunque que éste fuera el nuevo profesor de pociones fue una -quizá desagradable- sorpresa, más aún teniendo en cuenta que el peliplata odiaba las pociones y a ella no se el daban nada mal.

- Si sigo pensando en eso acabaré volviéndome loca... -musitó por lo bajo antes de negar un par de veces con el rostro, dispuesta a dejar eso atrás. Incluso con los zarpazos del brazo curados la verdad era que su cuerpo seguía doliéndole horrores y, valga la ironía, en el mundo de la magia no existían los tan adorados calmantes. Más de una vez la fémina había pensado que los magos estaban anticuados, incluso la gran mayoría de los alumnos utilizaban pergamino y plumas cuando lo más práctico eran unas simples hojas y un maldito bolígrafo. En fin, la cuestión era que sus costillas seguían acomodándose después de que el varón le rompiera unas tres o cuatro -por suerte ninguna le alcanzó los órganos- y su cuello todavía presentaba las moradas marcas de la zarpa que estuvo a punto de ahogarla, por lo que -en resumen- le dolía todo el maldito cuerpo, y para colmo tenía jaquecas. No estaba de humor para nada ni nadie, y eso se notaba a la legua...



Forma de rol
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juliet M. Wood
Hufflepuff
Hufflepuff
avatar


Femenino

Mensajes : 27
Fecha de nacimiento : 13/02/1995
Edad : 22
Ubicación : Hogwarts

MensajeTema: Re: Admirando el atardecer   Jue Feb 02, 2012 4:52 pm

Juliet no era precisamente lo que se esperaba de una Huffleppuff. En realidad, era el bicho raro de su casa por excelencia. adicta al quidditch, hiperactiva, torpe, con mal genio, a veces algo gruñona y puede que hasta arisca, no dudabe en poner en su lugar a todo aquel que (bajo su criterio) lo ereciese.... o al menos eso intentaba. Tenía su parte dulce, noble y leal y no paraba de darle oportunidades a la gente, pero sin duda alguna el estereitipo de "chica Hufflepuff", delicada, tremendamente dulce y comprensiva, calla y tímida, no iba demasiado con ella.
Un día, en su segundo año, le preguntó a su padre por ello. El hombre se echó a reir y le contó que su madre tampoco lo habia sido, que ella siempre había sido muy bruta y algo salvaje para ser una Hufflepuff corriente. Que no dudaba en golpear a todo el mundo, gritar, gruñir y morder si hacía falta. Ese comentario le costó un buen chichón a Oliver Wood de manos de su mujer.


Aquella tarde Juliet Wood había demostrado ser una Hufflepuff de la estirpe de los Doyle en todo su esplendor, al discutir con un estúpido Gryffindor y atacarle con quaffles. Aún seguía enojada, ya que ese chico lograba sacar su parte mas agresiva y fría, deseando estrellarle su dura cabezota contra las gradas del campo de quidditch, como mínimo. No le gustaba ser violenta pero desde luego ese idiota había logrado enfadarla ¡y de que manera!. A parte, por supuesto de herir su ego e insultarla de todas las maneras posibles.

Así que allí estaba ella. Gruñendo entre dientes, caminando por el castillo, con su lechuza al hombro y mas borde que un babuíno con rabia. Dandole vueltas a todo aquello. Cuando quiso darse cuenta estaba cerca de la torre de astronomía, así que decidió subir un rato. Juliet adoraba aquella asignatura y el cielo siempre le irradiaba una tranquilidad que no encontraba en la tierra. quizas por eso amaba volar en escoba.
La pequeña lechuza ululó con desaprobación en su hombro.


-Oh, vamos....-
susurró la chica- No va a pasar nada por subir un ratito....

El animal entrecerró los ojos pero no se movió del hombro de su dueña. Juliet esperaba estar sola, pero al llegar comprobó que no iba a ser así. Una Slytherin ya se había "apropiado" de la torre de astronomía. Y no tenia un aura precisamente amigable, la verdad. aunque la suya tampoco era la de la madre teresa de calcuta, teniendo en cuenta que segundos atrás había estado pensado en como matar a ese maldito león.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elizabeth Lockheart
Slytherin
Slytherin
avatar


Femenino

Mensajes : 336
Fecha de nacimiento : 04/04/1994
Edad : 23
Ubicación : ¿Y a ti qué te importa?...
Cita : Si amenazas a una serpiente te clavará los colmillos sin dudarlo... Da gracias a que yo lo medito un poco más antes de mostrar los míos~


MensajeTema: Re: Admirando el atardecer   Jue Feb 02, 2012 5:14 pm

Muy a pesar de que el silencio en la torre se podía cortar con un cuchillo a la joven de cabellos dorados le pasó inadvertida la presencia de otra persona. Escuchó el ulular de la lechuza pero pensó que fue un simple animal que volaba cerca y, aún cuando no fue así, la verdad era que tenía toda su mente en blanco, buscando no pensar en nada mientras dejaba que su mirada se perdiera en el Sol del atardecer cuya luz ya no dañaba los ojos al ser débil y apagada, incluso a través de sus gafas Elizabeth era capaz de mirarlo directamente sin tener que entrecerrar los ojos más de lo que los tenía así por costumbre. Soltó un pesado suspiro en un momento indeterminado y fue justo tras éste cuando a sus oídos llegó un sonido que no había notado antes. No tenía que tener grandes dotes de adivinación para comprender que eran pasos, las escaleras de la torre de astronomía resonaban bastante debido a la acústica del lugar y, por el número de pasos, era fácil saber que se trataba de una única persona. Joven o no le daba igual, y su oído no era tan fino como para llegar a diferenciar esos extremos, mucho menos ahora que no ponía casi atención a su alrededor, no más de la estrictamente necesaria.

Estaba claro que a ninguna de las dos muchachas que acabaron reuniéndose les gustaba la idea de compartir el espacio con alguien más, o al menos esa era la imagen que Elizabeth daba pues cuando escuchó los pasos más o menos cerca desvió su mirada hacia las escaleras -ni se molestó en variar su posición, ni siquiera en mover el rostro hacia la entrada- para ver quién demonios interrumpía su dejadez y eliminaba la soledad que tan gustosamente la estaba acompañando hasta ese momento- Lo que me faltaba -musitó sin preocuparse de si la Hufflepuff la había escuchado o no. Siendo sincera no le importaba mucho que esa fuera la casa más desprestigiada de Hogwarts pues a ella esas cosas no le interesaban y, si bien rehuía los tejones quién sabe porqué, eso sólo le ocurría con el animal... y sin embargo no estaba en absoluto a gusto con la reciente presencia de otra joven. Había subido allí en busca de paz, tranquilidad y alejarse de cualquier persona que pudiera molestarla, ahora la castaña había estropeado ese plan y como tentase su paciencia la ojos esmeralda encontraría en ella un buen saco de boxeo con el que desquitarse.



Forma de rol
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Admirando el atardecer   

Volver arriba Ir abajo
 

Admirando el atardecer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Bocetos de Atardecer
» Bajo el fulgor del atardecer.
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Pokemon Mystery Dungeon-The Darkness Nightmare [Inscripciones Cerradas]
» Un bello atardecer.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Profecía Comienza :: Castillo de Hogwarts :: Alrededores :: Torre de astronomia-